La semana pasada el actor visitó un tribunal en la ciudad californiana y fue entrevistado para realizar servicio como jurado. Esperó varias horas y finalmente el órgano judicial decidió que no iba a requerir de su presencia debido a que podría ser una "distracción".

Una fuente anónima dijo a Daily News que su agenda fue otro obstáculo en la decisión. "Brad esperaba trabajar en un caso corto".

Además señaló que "en la mayoría de los casos, tan pronto como se descubre que un miembro del jurado potencial es una gran celebridad, esa persona es despedida".

Ni modo, el guapo actor se quedó con las ganas de participar en un juicio.