Para este año nuevo, Iggy Azalea tendrá que mejorar su estilo de vida y reducir los niveles de estrés, pues en semanas pasadas fue diagnosticada con un trastorno de la articulación temporomandibular.

Por medio de su cuenta en Twitter, la cantante anunció que padece una enfermedad que le produce dolores en la mandíbula, cuello y cara, además de rigidez en los músculos mandibulares.

“El mes pasado me diagnosticaron ATM que no es algo bueno. Voy a hacer mi mayor esfuerzo para cuidar de mí en 2015, me mantendré alejada de todo el drama y espero no tener ningún disgusto”, escribió la rapera.

Parece que al recibir este diagnostico, Azalea ha reflexionado más sobre la importancia de cuidar su salud.