Este chico de 20 años no se tomó tan enserio el haber sido arrestado por un policía luego de ser acusado por conducir bajo el efecto de drogas.

Durante el proceso de detención, el acusado pidió tomarse una selfie con el policía a lo que este aceptó felizmente.

En la foto, Gilbert Phelps se observa sonriendo mientras el oficial –que se encuentra a su espalda– le regala una sonrisa entusiasta y coloca su dedo pulgar hacia arriba.

Poco después Gilbert aceptó haber fumado marihuana y conducir.

Phelps comparecerá ante los tribunales para hacer frente al cargo que se le imputa. ¿En esta ocasión se tomará una selfie con el juez?

En la galería de fotos podrán ver la foto de Gilbert subida a su cuenta de Twitter. Recuerden que para leer la información desde un smartphone o tablet, deben seleccionar “ampliar galería” y después “mostrar texto”.