No se sabe por qué  el juicio de Andrew Gilbertson desembocó en una locura.  El hombre, que fue acusado de robar el Banco de América en San Luis Obispo, Estados Unidos,  comenzó a comerse su propio excremento porque se lo dijo "La Virgen María".

También afirmó que este mismo ente le ordenó disfrazarse y robar el banco. Luego de que comenzó a hurgar su pantalón y efectivamente hacer lo que hizo, el juez llamó a receso. Un experto en salud mental confirmó efectivamente que Gilbertson se golpeaba solo porque oía voces y se golpeaba a sí mismo. Afirmó que este no tenía medicación.

El juicio continuará el jueves, reportó la cadena local KSBY.

En la galería: qué hacer en caso de padecer diarrea. Para leer la información de la galería desde un smartphone o tablet, hagan click en "ampliar galería" y luego en "mostrar texto".