Noah, hijo de Michael Bublé y Luisana Lopilato, se encuentra bajo vigilancia médica en el Hospital Alemán de Buenos Aires, Argentina.

El pequeño de casi dos años sufrió una accidente doméstico con agua hirviendo, lo que le provocó quemaduras en el 6 % de su cuerpo.

El accidente se produjo mientras Michael se encontraba cumpliendo con una serie de compromisos en Estados Unidos, por lo que Luisana ha tenido que hacerse cargo sin el apoyo de su esposo, de acuerdo a la publicación US Weekly.

La actriz argentina expresó a través de su cuenta de Twitter que la salud de su pequeño evoluciona favorablemente.