Madonna no la está pasando nada bien en los últimos meses, crea polémica en sus conciertos al dejarse ver despistada e incluso con algunas copas encima.

Según medios ingleses, esto es por la guerra que mantiene con su hijo Rocco.  El adolescente se niega a vivir con la "Reina del pop" y prefiere estar en Londres con su padre, el director de cine Guy Ritchie, una decisión que ha desencadenado una batalla legal por la custodia del joven.

El joven de 15 años ya ha mostrado en varias ocasiones el desprecio que tiene hacia la artista, ahora le da un nuevo disgusto.

Al parecer Rocco abrió una nueva cuenta de Instagram y en la descripción de su perfil se definió como: "son of a bitch" (hijo de p....).

Captura de pantalla

Foto:

La cantidad de mensajes que recibió a raíz de la expresión ha sido tal que el joven de decidió borrar la cuenta. Aunque fue en valde, porque varios medios ya le habían tomado una impresión de pantalla.