Desde hace más de una semana, la hija de Whitney Houston y Bobby Brown permance en coma inducido. Los médicos han dicho que no se puede hacer nada más por Bobbi Kristina, de 21 años, por lo que solo se espera que la familia tome la desición de desconectarla.

Según The New York Post, la familia esperará hasta este miércoles 11 de febrero para desconectarla, ya que ese día se cumplen tres años de la muerte de su madre.

También se informó que fue la madre de Whitney, Cissy Houston, quien tuvo la idea de desconectar a su nieta este miércoles, ya que sería un modo simbólico de mantener unidas a madre e hija para siempre.

Lo cierto es que las coincidencias entre lo que le ocurrió a Bobbi Kristina y la muerte de su madre resultan dramáticas. La joven fue encontrada boca abajo en la bañera de su casa, en la que se hallaron drogas. Mientras que su madre apareció en la bañera de un hotel y según la autopsia, había consumido cocaína.

En el caso de Bobbi Kristina, la policía aún continúa con la investigación, la cual se centra en Nick Gordon, la pareja de la joven. CNN informó que la hija de Houston tenía heridas alrededor de la boca cuando fue encontrada inconsciente, por lo que las autoridades investigan si la pareja había tenido una pelea. ¿Las sospechas? Gordon tiene un historial de violencia doméstica.