Han pasado ya algunos días después de que Harrison Ford tuviera un accidente que casi le cuesta la vida. Actualmente el actor se encuentra recuperándose en un hospital de Los Ángeles.

Su esposa Calista Flockhart ha estado con él desde el momento en que fue internado, así lo reporta la revista People; y es que la actriz, no sólo ha tenido que estar al pendiente de su marido sino que además, tiene la ardua misión de llevar a su hijo Liam, de 14 años, a la escuela, para horas más tarde trasladarse al hospital para atender a su esposo.

Tras el accidente, Harrison tuvo una herida en la cara de aproximadamente 15 centímetros. Sin embargo, los médicos confían en que la cicatriz se desvanecerá con el tiempo y se espera que el actor de 72 años sea dado de alta en las próximas semanas.