La banda británica Coldplay y los estadounidenses Beyoncé y Bruno Mars, unieron talentos para presentar el esperado show de medio tiempo del Super Bowl 2016.

Este espectáculo es muy esperado, pero este año tiene una tónica más especial, pues es la edición 50 del Super Tazón.

Coldplay saltó al escenario de un Levi's Stadium un poco soleado interpretando un popurri de algunos de sus más grandes éxitos. La primera canción interpretada por Chris Martin fue "Yellow", seguido por "Viva la Vida", "Paradise" y "Adventure of a Lifetime"

Llegó el turno de Brunos Mars, quien al ritmo de mixes de un DJ en el escenario, comenzó interpretando Uptown Funk. 

Beyoncé se presentó a ras del césped con un equipo de bailarinas vestidas interpretando "Formation", su nuevo sencillo y como ya es costumbre en ella, luciendo un atuendo negro bastante provocativo.

"Clocks" fue el siguiente tema de Coldplay, el cual fue acompañado de un video con varios artistas como Michael Jackson, Stevie Wonder, U2, Paul McCartney y varios más, al mismo tiempo que evocaba partes de las letras de canciones de estos, bajo el sample de "Fix you".

Tanto Beyoncé como Bruno Mars ya han actuado en el Super Bowl en años anteriores, en el 2013 y 2014, respectivamente, sin embargo, en esta oportunidad serán los ingleses quienes encabecen este show.

Con respecto a la entonación del himno nacional de Estados Unidos, la elegida para este acto protocolario y también muy emotivo para la afición de aquel país, fue Lady Gaga, quien tuvo una aceptación muy buena por parte del público.

Varias celebridades del cine y la farándula estadounidense también se dieron cita a este evento deportivo.