George Clooney admitió que sigue muy enamorado de su esposa Amal, con quien contrajo nupcias a finales del año pasado. Sin embargo, reveló que ella es mucho más inteligente que él y que la única forma de ganarle es en una lucha de brazos.

“No tengo la menor duda de que mi mujer es más inteligente que yo, ¡y eso me encanta! Es bueno rodearte de gente más inteligente que tú. Amal está muy por encima de mí. Es genial. La única manera de ganarle una discusión es jugando “fuercitas”. Si ponemos nuestros codos en la mesa y hacemos fuerza, esa es mi única opción de ganar, porque si es una pelea intelectual, ahí me gana”, reveló el actor a Daily Mail.

Pero como era de esperarse, la mujer perfecta no existe y su esposa tiene un “enorme defecto": “La cocina no es su fuerte”.

“La especialidad de mi mujer es... hacer reservaciones en los restaurantes. Su madre también es experta en reservar. Yo hago una pasta muy rica por todo el tiempo que he pasado en Italia, también hago un buen desayuno y soy especialmente hábil con las cenas de Acción de Gracias”, confesó el actor.

Después de haber jurado no volverse a casar, el actor anunció su compromiso con la abogada británica, de origen libanés, a principios de 2014 y, posteriormente, en septiembre del mismo año, Clooney confirmó que se había casado con Amal Alamuddin en una ceremonia privada en el hotel Cipriani en Venecia.