En 1996, Taís Araújo encarnó a Xica Da Silva, una de las novelas brasileras más populares en Latinoamérica, y luego de 19 años la actriz ha realizado una amplia carrera dentro y fuera de Brasil.

A sus 36 años, ha participado en más de 20 producciones para la televisión e incluso ha modelado sin ropa para varias revistas de su país, convirtiéndose en un "Sex Symbol".

La producción brasileña fue uno de los primeros dramas televisivos en mostrar escenas de sexo y violencia, por lo cual causó gran impacto en la audiencia.

La trama plasmaba la realidad de Brasil en la época colonial, y se basó en la historia de una esclava que se atrevió a desafiar a la corona portuguesa invirtiendo el orden social. Francisca da Silva de Oliveira, luego de conseguir su libertad, mantuvo un romance con el explotador de diamantes João Fernandes de Oliveira, cuya fortuna sería mayor que la del rey de Portugal, es por eso que a Xica se le conoció por el apelativo de "la esclava que se convirtió en reina".