La cantante Katy Perry asistió a la gala anual de los premios ARIA, en Sydney, Australia.