Hay gente que hace de todo, literalmente DE TODO para explorar nuevas sensaciones a la hora de buscar placer en solitario. Algunos exponen a sus genitales a torturas indecibles. Como la de un pobre tipo que por ver las fotos de los pies de una persona en redes, comenzó a masturbarse. Por puro aburrimiento.

Pero no lo hizo de la forma tradicional: tomó una cinta adhesiva, introdujo su miembro en el orificio y comenzó a autoexcitarse. Claramente, su pene se quedó atorado. No se lo pudo sacar y pidió ayuda en el sitio 4Chan. Le aconsejaron que eyaculara, pero era demasiado doloroso. Le dijeron que se echara agua y alguien le dijo que desenrollara la cinta y tirara todo, pero el aro era de plástico.

Aún no se sabe lo que pasó con el pobre infortunado, informó el portal Gawker. Pero cuidado: no lo hagan en casa.

En la galería: 6 datos sobre la masturbación. Para leer la información desde una tablet o smartphone, hagan click en "ampliar galería" y luego en "Mostrar texto".