Hace unas semanas Demi Lovato compartió con sus seguidores la alegría que le causó haber podido sustituir un tatuaje que no le agradaba: unos labios en su antebrazo. Bueno, la cantante lo sustituyó por una rosa.

Sin embargo, Ashley McMullen, su ahora extatuadora y quien marcó los labios que la cantante decidió borrar de su vida, le dejó un polémico comentario en su cuenta de Instagram. Lovato posteriormente borraría el texto que decía así:

“Gracias por taparte el tatuaje que te hice de forma gratuita y según  tú me indicaste. Por no mencionar que ni siquiera tuviste la cortesía de ofrecerte a pagar en un primer lugar. Además, te hiciste pipí sobre la taza de nuestro inodoro e hiciste completamente el ridículo. Es una pena que la gente te admire. Y el tatuaje con el que te has cubierto el mío es bastante malo. Parece que siempre serás una tonta”, comentó Ashley, junto a los hashtag “Demi Lovato es una basura” y “asegura que está sobria”.

Al respecto, lo único que hizo la intérprete de “Heart Attack” fue responderle mediante un tuit con una serie de emojis en forma de burla.

Aquí compartimos las imágenes: