La mayoría de las serpientes que se tragan a sus presas enteras pueden condenarse por una sencilla razón: lo que se comen puede ser mucho más grande que ellas. Y esto puede hacerlas explotar o inclusive, matarlas desde adentro.

Y eso le pasó a una pitón en Sudáfrica, cuyas fotos se están haciendo virales.

Sucedió en la Reserva del Parque del Lago Eland. Una pitón roca de 3.9 metros encontró a un puercoespín para hacerlo su cena. Con tan mala suerte que apenas lo engulló, este desplegó sus espinas como reflejo de defensa y la mató desde adentro.

Su caso recuerda al de una serpiente que encontraron este año y que se tragó a otra, quedando ahogada en el proceso.

En la galería podrán ver otros casos de serpientes que han sido virales. Para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen "ampliar galería" y luego "mostrar texto".