La famosa revista estadounidense "Vanity Fair" le dedica la nueva portada a Rihanna, con una sesión fotográfica realizada en La Habana, Cuba.

La cantante se quitó la ropa para la edición de noviembre y las infartantes imágenes fueron tomadas por la famosa fotógrafa Annie Leibovitz.

La chica de Barbados no solo se despojó de su ropa, sino también desnudó su corazón al hablar de la tormentosa relación que tuvo con el rapero Chris Brown.

Rihanna se abrió totalmente a la entrevista, donde además aclaró los rumores sobre su reputación señalando que no tiene relaciones con el primer hombre que se le aparece.