Desfigurada e irreconocible, así apareció la actriz Courtney Cox en Los Angeles tras su última intervención de cirugía estética.

La recordada Mónica de "Friends" lució con el rostro artificial, pómulos inflamados y ojos más pequeños de lo normal.

La actriz asegura que sólo se infiltra botox y que no acude al bisturí porque su esposo no le deja, pero a juzgar por las imágenes, su rostro se ve totalmente diferente.

Cox acudió junto a su pareja Johnny McDaid al estreno de la película "Hand of God".

Agencias

Foto: