La actriz fue captada durante sus vacaciones familiares en Sydney, Australia 

Lo que impresionó a sus seguidores son los signos de la edad que resaltan en la estrella de "King Kong".

La británica-australiana, de 47 años, se veía muy feliz junto con sus hijos Alexander ‘Sasha’ Pete y Samuel ‘Sammy’ Kai.