La primera ganadora de "American Idol", Kelly Clarkson, retomó su carrera musical luego de pasar un tiempo dedicada a su esposo y a su hija.

Sin embargo, no ha sido noticia por su música sino por la transformación que ha sufrido su cuerpo. Siempre ha sido una mujer con curvas, pero ahora su aumento de peso es muy evidente.

Luego de que la cantante subiera uno varios kilos y su estilo se transformó. Las prendas que comenzó a usar eran combinaciones extrañas y algunas poco favorecedoras. Dejó los vestidos de corte tipo "A" y eligió ropa mucho más sencilla, aunque menos atractiva.