Abby Pell tiene 33 años, es fanática del fitness y ha participado en varios concursos de este tema (quedó de cuarta el Mundial de Belleza Fitness y Moda). Por supuesto, tiene una figura envidiable y trabaja para mejorarla constantemente. También es madre de una niña de 6 años y ahora es famosa por las acusaciones que le hicieron en Internet por "burlarse" de las personas gordas.

Abby posteó una imagen en febrero del año pasado donde mostraba sus fabulosos abdominales y posaba con su hija. Esta decía: "Tengo una hija de seis años, un 'six pack' y no tengo excusas". Pero hasta ahora se viralizó y comenzaron las acusaciones. La llamaron "desvergonzada", que explotaba su maternidad y le aplicaron otros apelativos degradantes.

Por esta razón y sobrepasada por tanta atención negativa, Pell aclaró que no quería denigrar a nadie, solo inspirar a las mujeres a que perdieran peso y se sintieran mejor consigo mismas, porque conocía a muchas mujeres así. "Quiero que ellas me miren y piensen que si yo pude, ellas también podrán", escribió en Facebook.

Afirmó para "People" que mucha gente prefiere pasar la noche viendo televisión, pero que ella prefiere trabajar en su cuerpo, por cuestión de prioridades. "Es mejor que mirarte en el espejo y no gustarte", añadió.

Afirmó que comenzó a hacer pesas para perder peso luego de su embarazo y continuó. También que no se arrepiente de la foto, inspirada por su hija, que le dijo que se parecía a la "Mujer Maravilla", afirmó, citada por el portal Bustle.

Pell también ha recibido bastantes muestras de apoyo.