Phil Lyndon solo tosió y tosió. Y de repente, al peor estilo de "Alien", salió una criatura de su cuerpo. Se estaba retorciendo y no era precisamente flema.

Descubrió, para su horror, que había expulsado un insecto de 5 milímetros. Y todo porque se sintió enfermo. El médico le dio antibióticos y de repente, salió la criatura en el inodoro.

Estaba realmente alarmado, por lo que fue al Hospital de Enfermedades Tropicales de la University College de Londres, a ver si existían otras dentro de él. Le informaron que era una ninfa efímera, insecto del que hay 3 mil especies en el mundo.

Seguramente, Lyndon aspiró al insecto cuando dormía. Cuando este emergió, ya era adulto. Y su foto provocó en los amigos de Phil la misma reacción: repugnancia, informó el diario local Get West London.

En la galería: criaturas dentro del cuerpo humano. Para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen "ampliar galería" y luego "mostrar texto".