Sacha Baron Cohen cree que para que los personajes volvieran a tener los mismos niveles de éxito que antes deberían ser totalmente desconocidos para el gran público, y debido al enorme éxito que tuvieron las dos películas eso es algo imposible. 
 
Entre las dos películas se recaudaron más de US$500 millones taquilla. A la negativa del regreso de los peculiares personajes se ha sumado también Dan Mazer, coguionista de las cintas, quien ha rechazado toda posibilidad de secuela. 
 
Donde sí veremos a Sacha será junto a su mujer Isla Fisher, será en el filme “Grimsby2, una comedia sobre un agente inglés encargado de las operaciones especiales del país que debe huir con su hermano, un hooligan de un equipo de fútbol. En el reparto también estará presente la española Penélope Cruz.