Hay un tema que ha cautivado a fotógrafos y artistas de todos los medios: el desnudo.

La fotografía erótica ha causado polémica desde hace más de 150 años. En 1800 las representaciones del desnudo se producían mediante dibujos, pinturas y grabados. 

El libro de Taschen 1.000 desnudos repasa la edad más temprana de la industria de la fotografía erótica, desde su nacimiento. Este compendio de imágenes provienen de la colección de Uwe Scheid, un prominente coleccionaste de obras de arte eróticas y miembro de la Sociedad Alemana de Fotografía. Schied es el coautor del libro junto al también alemán Hans-Michael Koetzle, de Munich.