Anoche se llevó a cabo la ceremonia de los Golden Globes en el Beverly Hilton Hotel, de Los Ángeles.

Una vez más, el paso de los famosos por la alfombra roja nos han dejado looks elegantes y ostentosos, vestidos maravillosos, horrores que preferimos ignorar.

Independientemente de que un actor nos guste o no, o si un traje le luce bien o mal, hay fallos que son imperdonables no importa quien los lleve.

Denis O'Hare se presentó con una perfecta manicura y pedicura en rojo, y lució unos altísimos zapatos de mujer. El actor de "True Blood" acaparó flashes, sí, pero por un motivo equivocado.