Hay un fina línea entre la extravagancia chic y el ridículo en proporciones épicas. Y eventos como la gala del MET son precisos para ver que no siempre los riesgos son bien aceptados por todos. Y que a veces, por esforzarse más, se pierde todo.

Este fue el caso de este evento en 2015. El tocado de Sarah Jessica Parker fue alabado por la moda, pero muy burlado en Internet. ¿O qué decir del fur amarillo pollito de Rihanna? 

Pero hay peores casos.

Podrán verles todos en la galería, donde recopilamos los atuendos más desconcertantes..

Para leer la información desde un smartphone o tablet, hagan click en "ampliar galería" y luego en "mostrar texto".