El Presidente de México ayer presentó ante la prensa al nuevo titular de la Función Pública, Virgilio Andrade, y pidió que se investiguen sus propiedades para determinar si hubo conflicto de interés.

Peña Nieto anunció esto luego de estar envuelto en escándalos por la supuesta compra de mansiones y casas de descanso como la de su esposa, Angélica Rivera, conocida como la “Casa Blanca”.

Pero, cuando el mandatario finalizó su discurso no escuchó los aplausos de los periodistas y dijo: “ya sé que no aplauden”. Al parecer, Peña Nieto se quejó sin darse cuenta de que el micrófono seguía encendido.

Los usuarios de las redes sociales no esperaron y de inmediato publicaron las burlas con el hashtag #YaSeQueNoAplauden