Cuando las celebridades llevan un vida entre lujos y derroches pierden el control de sus ingresos. La mayoría se deja influir por los excesos.

Conoce a 9 famosos que estuvieron en bancarrota 

1. Kim Basinger

La actriz tuvo que declararse en bancarrota en 1993 tras perder un juicio con una productora, a la que tuvo que pagar 6 millones de euros. Kim se vio obligada a vender casi todas sus propiedades para saldar la deuda.

2. Whitney Houston

La fallecida cantante tuvo graves problemas económicos en 2006. Sus problemas con las drogas la llevaron a la bancarrota y a vivir en la total miseria. A finales del 2012 familiares trataron de negar este rumor.

3. Lindsay Lohan

Ella también pasó por un mal momento en 2007 cuando, a consecuencia de despilfarrar su dinero en juergas y ropa, se encontró con que no tenía nada en su cuenta bancaria.

4. Michael Jackson

El rey del pop se vio obligado a volver a los escenarios para pagar sus deudas, ya que habia perdido todas sus propiedades, incluido su rancho Neverland de mil 300 hectáreas en Los Ángeles.

5. Mike Tyson

A pesar de haber declarado ingresos de más de 220 millones de euros a lo largo de su carrera como boxeador, Tyson también pasó apuros económicos en 2003. Su vida de excesos le llevó a perderlo todo, y tuvo que declararse en quiebra con una deuda de 20 millones de euros.

6. Pamela Anderson

La actriz Pamela Anderson no tiene ni un dólar en su cuenta bancaria y ha tenido que quedarse a vivir en la caravana a la que se mudó cuando remodeló su casa. En este 2014 reapareció con un nuevo look y allegados aseguran que salió de esta dura etapa.

7. Toni Braxton

En la década de los noventa tomó gran popularidad por el éxito Unbreak My Heart. Actualmente, tiene varias deudas millonarias. Además, le fueron diagnosticados problemas cardiacos y lupus. Su último disco lo sacó en el 2010, registrando ventas medianas.

8. Burt Reynolds

El mítico actor acumuló una deuda de 10 millones de dólares, y se declaró en bancarrota en 1996, tras su divorcio.

9. Gary Coleman

Durante 8 años Gary participó en la serie ‘Different Strokes’ cobrando 70 mil dólares por episodio. Sufría una enfermedad del riñón que detuvo su crecimiento. Sin embargo, el declive de su enfermedad llegó cuando el actor comenzó a envejecer y la serie fue cancelada. En 1999 se declaró en bancarrota argumentando que sus padres habían realizado una pésima gestión de sus fondos. Les demandó por apropiarse de 8 millones de dólares.