La moda y el espectáculo siempre han tenido una estrecha relación. Aún más si se habla de cine. Las mujeres llegaron a copiar el peinado de Verónica Lake en los años 40 y también compraron el vestido de Kate Winslet en "Titanic". Así es la relación entre moda y cine, recíproca e icónica. Y por eso, la alfombra roja de los Oscar deja vestidos de leyenda.

Eso sí, algunos son infamemente recordados. Y en la galería que acompaña esta nota, les traemos los más feos y que causaron revuelo por precisamente lo mismo. Para leer la información desde una tablet o smartphone, hagan click en "ampliar galería" y luego en "mostrar texto".