En el mundo de Tinder hay que "venderse". O por lo menos proyectar un perfil que sea agradable para otras personas. Y Jake Chapman cumplió aquel lema al pie de la letra. Este ingeniero de 26 años, como si él mismo se tratase de un producto, utilizó "críticas positivas de sus usuarios" en su perfil. Es decir, de sus exnovias.

Él mismo se los pidió a través de WhatsApp. Aunque algunas consideraron la idea una locura, una de ellas, llamada Faith, puso una "crítica" en la que le daba bastante aprobación y adulaba su acento y sus habilidades culinarias. Como si fuera poco, Chapman puso las otras desinteresadas respuestas de sus exnovias. Y le funcionó:  ahora este ha visto cómo varias mujeres se han acercado a sus redes sociales gracias a este particular gesto que se volvió viral, informó el portal Mashable.

En la galería: perfiles de Tinder que los perturbarán. Para leer la información, hagan click en "ampliar galería" y luego en "mostrar texto".