¿Las vacunas pueden llegar a ser lo mismo que una violación? Según una asociación australiana que se opone a ellas, sí.

Estas son las noticias más insólitas que surgieron durante la semana.

Crean campaña para “evitar” la vacunación de infantes

Según la Australian Vaccination Skeptics Network (AVSN), el que los niños sean vacunados es una agresión idéntica a la que sufren las mujeres al ser violadas. Por eso lanzaron esta campaña. Obviamente, fue rechazada en Facebook y criticada por instituciones y padres.

Joven gasta miles de dólares en ropa íntima

Curt Almond es un joven británico que se gastó 2 mil 100 dólares en calzoncillos nuevos.   Comenzó con esta adicción luego de un rompimiento amoroso. Almond, de 28 años, ya ha moderado sus gastos.

Funcionario mexicano es acusado de “matar” sexualmente a mujer

Tomás Rodríguez Sánchez, funcionario mexicano, es acusado de la muerte de Rosa Altamirano. Esto, porque ella comenzó a sangrar mientras tenían relaciones íntimas. Fue al baño a revisarse, pero cuando Rodríguez la encontró estaba muerta. Caso es investigado por las autoridades.

Adolescentes usaron botellas en los labios para aumentar el volumen

Bajo la etiqueta #KylieJennerChallenge varios adolescentes publicaron en sus redes sociales que se pusieron botellas en los labios para aumentar el volumen, según declaraciones de la socialité. Muchos tuvieron heridas de gravedad y maldijeron a la famosa, quien afirmó que nunca les dijo que lo hicieran.

Hombre va a juicio por dispararle a su computadora

Un hombre en Colorado tiene que comparecer ante un juez por haberle disparado a su computador. Le dio 8 tiros porque lo tenía harto. Lucas Hinch está acusado de delito menor por descargar un arma dentro de los límites de Colorado Springs. El arma fue confiscada.

Boxeadora “acaba” con sus asaltantes

 Dos asaltantes se acercaron a la boxeadora colombiana Darys Pardo cuando caminaba por su ciudad Natal, Barranquilla. Cuando trataron de increparla, ella se abalanzó contra uno de los delincuentes, que pateó a su perro. Ella lo derribó contra el pavimento, le rompió las cejas y la nariz. El otro asaltante salió corriendo, pero fue golpeado por otro grupo de jóvenes.