Varias mujeres marcaron la vida de Gustavo Cerati, y a muchas se les endilgó los momentos más duros en la carrera y vida personal del músico. Aquí, un listado de sus relaciones más significativas.

Belén Edwards: Estuvo casado con esta diseñadora argentina a los inicios de su carrera con Soda Estéreo. Incluso esta ejerció de vestuarista.

Cecilia Amenábar: Una de sus relaciones más largas y conocidas. Cecilia, belleza chilena, era apenas una modelo que comenzaba su carrera y a figurar cuando conoció al músico. Ella le admiraba, y de este sentimiento, pasaron a la amistad y luego al amor. Se casaron en 1993 y tuvieron dos hijos, Benito y Lisa. Se separaron en 2002 y ella regresó a Santiago de Chile para continuar con su carrera.

Deborah del Corral: Se le relacionó con la cantante por las épocas de gloria de Soda Estéreo en los 90. Fue novia del baterista de Soda, Charly Alberty. Muchos la culpan de ser la causa del rompimiento del grupo.

Chloé Bello: Modelo argentina y manzana de la discordia entre sus conocidos y miembros de la familia. Ellos la detestaban, por su carácter problemático, y no le perdonaron que se apartase de la vida de Cerati semanas antes de su coma. Se caracterizó por su rebeldía y por ser 29 años menor que el músico. Siempre quiso poner punto final a todos esos rumores a través de los medios argentinos.