Líneas simples, cortes conservadores. Vestidos unitonales que siguen imponiéndose en una alfombra roja que deslumbra con colores de temporada, como el Marsala y el blanco, que lucieron las estrellas más elegantes de los Globos de Oro en esta nueva edición.

Julianne Moore, definitivamente, sigue dando lecciones sobre cómo deslumbrar en la alfombra roja, con un vestido lleno de drama. Emily Blunt, con un vestido Michael Kors a medida, siguió en esta categoría como la Mejor Vestida. Le siguen mujeres que ya se han destacado en esta lides, como Emma Stone, con un deslumbrante vestido Marsala, y Amy Adams, quien se repite con su fórmula de pasteles y drapeados clásicos. Esta vez lo hizo en un Versace. Diane Kruger, por su parte, sigue deslumbrando con un vestido metalizado.

Qvenzane Wallis y Lorde sorprendieron por su estilismo pulido. Sobre todo la cantante, quien recrea a una Marlene Dietrich moderna. La comediante Christine Baranski, por su parte, da un ejemplo de que el color y la madurez no se pelean. Allison Williams, por otro lado, es la única del elenco de "Girls" que sigue siendo la única mejor vestida en la alfombra roja. Naomi Watts, otra asidua entre la lista de las mejores vestidas, deslumbra con amarillo.

Para leer la información de la galería, hagan click en "ampliar galería" y luego en "mostrar texto".