Sentir preferencia por una canción o una artista es algo perfectamente normal, pero cuando eso se transforma en obsesión, ya traspasa fronteras.

Los fanáticos son capaces de hacer auténticas locuras para demostrar su amor por sus ídolos. A continuación, te compartimos un recuento de este clase de fanatismo que ya ha ido demasiado lejos.

1. Michael Jackson

La muerte del cantante en junio de 2009 fue devastadora para sus fans. Poco tiempo después, doce de sus seguidores de varias partes del mundo, se quitaron la vida.

Pável Talaláyev, fan ruso de Michael desde los nueve años, también trató de suicidarse pero fue salvado por los servicios médicos.

"Me da igual, me voy a suicidar. Es la peor tragedia de mi vida y no quiero seguir adelante", declaró.

2. Ke$ha

Un admirador de la cantante le regaló un diente roto, ella lo utilizó como colgante. Después le pidió a sus fans que le enviaran más dientes porque quería hacer un collar.

3. Christina Aguilera

"Bionic", el álbum lanzado en el 2010, tuvo una acogida bastante tibia. Por eso uno de sus mayores fan pagó de su bolsillo 250 copias del disco.

4. Jonas Brothers

Anna Estada, una madre de Estados Unidos se tatuó "Jonas Brothers" en el cuello como parte de un concurso de radio. El premio eran unas entradas para un concierto de Joe, Kevin y Nick, de los que su hija de siete años es admiradora.

El regalo más extraño que han recibido de una seguidora ha sido un tiburón muerto, dentro de un tubo de cristal.

5. Dolly Parton

Cuando Dolly regresaba a su casa encontró una sorpresa en la puerta. Un bebé había sido abandonado en una caja, con una nota que decía: "Me llamo Jolene, mi madre me ha dejado y quiere que me cuides". La diva country llamó inmediatamente a los servicios sociales.

6. Justin Bieber

El cantante dijo que estando en Alemania por un show, cuatro chicas se escondieron adentro de un contenedor de basura para poder espiarlo en el hotel.

7. Drake

El rapero no supo cómo reaccionar al descubrir que una mujer se había tatuado su nombre en la frente y en mayúsculas. Una de sus canciones, '"Free Spirit", tiene la frase "tatúate mi nombre para que sepa que lo nuestro es auténtico". Al parecer esta fan se lo tomó al pie de la letra.

8. Madonna

Aprovechando que la reina del pop no estaba en su casa de Londres, un seguidor trepó por una cuerda para meterse por la terraza de su mansión. Cuando los miembros de seguridad detuvieron al intruso descubrieron que pretendía robar una lata de bebida energética de su cantante favorita.

9. Billy Talent

El cantante de la banda, Ben Kowalewicz, contó en una entrevista que los fans estaban dispuestos a sacarse los ojos.

"Estábamos a punto de empezar un concierto cuando un chico me grita y me dice: ¡Ben! ¡Ben! Quiero sacarme un ojo en tu honor y le digo ¿¡Qué!? ¿Pero qué me estás diciendo?' Y entonces veo como se agarra un ojo y se lo quita. ¡Era un ojo de cristal!".