Sin duda la pareja más hot de Hollywood es Kim Kardashian y Kanye West... y es que simplemente no se pueden quitar las manos de encima. 

Durante su paseo por la alfombra roja de los Grammys, Kanye no pudo resistirse y decidió poner las manos en el famoso y conocido trasero de su esposa, al mismo tiempo que le planteba tremendo beso. 

Recordemos que West se presentó en el escenario de la entrega de premios junto a Rihanna y Paul McCartney, con quienes interepretó la canción "Four Five Seconds". También cantó en solitario el tema "Only One", la cual dedicó a su hija North y a su fallecida madre.