Kim Kardashian usó un Schiaparelli para la Gala del Met 2015, pero lejos de impactar a sus seguidores y a los demás invitados, quedó entre el listado de las peor vestidas,  por usar transparencias que no se adaptaban al tema de la gala, ni a su cuerpo. 

Beyonce usó este look en 2012, para el mismo evento, y fue tan criticada como la socialité. Era un Schiaparelli negro que la puso de inmediato en la lista de mejor vestidas.

En la galería verán las comparaciones. Para leer la información desde un smartphone o tablet, hagan click en "ampliar galería" y luego en "mostrar texto".