Kim Kardashian apareció en la portada de la revista francesa "Elle", luciendo un atuendo de la marca Balmain, casa de moda de la que es clienta especial, pues tiene una muy buena amistad con el director creatrivo, Oliver Rousteing.

A través de su cuenta de Instagram, la estrella compartó con sus fans algunas imágenes: