Después de la renuncia de Kelly Osbourne, “Fashion Police” sufre otra baja. Kathy Griffin, quien ingreso al show tras la muerte de Joan Rivers, renunció al programa.

A través de Twitter, la presentadora del mítico programa de "E!", explicó que se alejaba porque había descubierto que su estilo no encajaba con la “dirección creativa” del programa, en una clara alusión a un reciente incidente protagonizado por Giuliana Rancic, quien utilizó un calificativo racista contra la cantante Zendaya al describir su paso por la alfombra roja de los Óscar.

Hay mucho de que burlarse en la cultura popular sin tener que aludir al cuerpo de la gente. No quiero  contribuir a una cultura de perfeccionismo inalcanzable e intolerancia hacia lo diferente“, explicó Griffin.

Si bien la comediante no mencionó a Rancic, destacó que quiere “ayudar a las mujeres, a los homosexuales, los niños, la gente de color y a todo aquellos que se sientan representados”.

En un comunicado, el canal agradeció la labor de Kathy y dijo que el programa volverá de acuerdo a lo programado el 30 de marzo. La hija de Joan Rivers y productora ejecutiva del show, Melissa Rivers, se unirá a los anfitriones restantes, Rancic y Brad Goreski.