Entre otras cosas memorables que pasaron en los Grammy 2015, también hubo "reconciliaciones" históricas en el mundo del espectáculo. Estas correspondieron a la pareja conformada por Kim Kardashian y el rapero Kanye West, quienes posaron con sus "enemigos" desde hace varios años: Beyonce y Taylor Swift.

La socialité hizo lo propio con Beyonce, luego de que se rumoreara que la cantante la detestaba por haber querido robar la atención para sí en el documental que le hicieron a Jay Z. Y West hizo lo mismo con Taylor Swift, a quien interrumpió en el 2009, en plenos MTV Video Music Awards, diciendo que el premio lo habría merecido Beyonce. Para colmo, existían rumores que afirmaban que West odiaba a Taylor Swift porque "no tenía talento".

Al parecer, las fotos confirman que todo eso ya es asunto superado.