No bastó con que le quisieran hacer un "Taylor Swift" y le arrebataran el micrófono o que algún fan "troll" ondeara una bandera del video porno de su esposa. Kanye West salvó su show en Glastonbury y al final dio una de sus grandilocuentes frases donde se alaba a sí mismo.

"Están viendo ahora a la estrella de rock más grande del planeta", dijo.

Pero Internet no estuvo de acuerdo. Y cuando en Twitter comienzan a publicar imágenes de Dave Grohl, vocalista de "Foo Fighters" o de Mick Jagger y Noel Gallagher muertos de risa, es obvio que difieren.

Porque sencillamente, eso pasó. No todos están de acuerdo con la "grandiosidad" del rapero. Incluso alguien se atrevió a modificar en Internet los subtítulos de sus canciones. Otros dijeron que hacía autotune.

Por esta razón, en la galería que acompaña la presente nota verán las burlas más ácidas hacia West. Para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen "ampliar galería" y luego "mostrar texto".