Tienen las mismas proporciones, pero comparando los dos vestidos, se guardan las proporciones. Jennifer López apareció con un gigantesco vestido de Elie Saab (prestigioso diseñador libanés), que recordó mucho al de Rihanna en los Grammy, de Giambattista Valli. Pero obviamente, el resultado es distinto.

Aunque nunca ha sido premiada, López sabe cómo impactar en la alfombra roja. Y a diferencia de Rihanna, sabe cómo manejar un vestido y hacerlo acorde para su edad, que pasa inadvertida ante un vestido semejante.

¿Qué les pareció su look?