En  la cinta “Quiero matar a mi jefe 2” Jennifer Aniston vuelve como la conocimos en la primera entrega de esta comedia: la sensual doctora Julia y su forma tan peculiar de tratar a enfermos compulsivos sexuales, pero todos sabemos que su intención no es necesariamente ayudar. Publinews Internacional conversó con la actriz sobre su papel en la secuela de la película de comedia que se estrena hoy en el país.


“Pienso que su intención era buscar ayuda, pero creo que lo que en verdad quería era crear una forma de carnada para sus verdaderas intenciones”, comenta Aniston sobre una de las escenas de "Quiero matar a mi jefe 2".
“Tenía una oportunidad maravillosa, pero perdió a la mayoría de sus pacientes por su forma tan peculiar de tratar los problemas sexuales con ellos. Así que encontró otra forma muy afortunada, de una manera inocente, de encontrar más presas”, añade.


El rol de la doctora Julia le dio a Aniston varias críticas positivas cuando lo interpretó en la primera película, particularmente porque fue un papel que involucró un personaje más obsceno y peculiar del que el público estaba acostumbrado a verla y es algo que se refleja en ella.


“Un personaje como la Dra. Julia no es fácil de dejar. No tuve el tiempo suficiente para desenvolverlo de la manera que quería. Fue un rol muy corto. Parece que solo entré, lo hice y me fui”, comenta la artista.
“Llevar este papel a cabo fue entretenido. Pienso que ella es el ingrediente perfecto para sazonar algo o lo necesario para pasar un excelente fin de semana”, añade.


Para una secuela, fue claramente la dotación necesaria de un personaje que era vital en el filme. “Honestamente, pienso que los escritores involucraron a mi personaje para saber hasta dónde podían llegar con el papel de Dra. Julia”, confiesa.


“Y básicamente les dije: Lleguen hasta donde tengan que hacerlo, siempre y cuando no insultemos u ofendamos a muchas personas. Pienso que a veces sí rozábamos con la ocasión, pero los diálogos estaban perfectos”, añade la actriz estadounidense.