Durante la alfombra roja de los Globos de Oro, Catherine Zeta-Jones llamó fuertemente la atención. 

Pero no fue por su vestido si no por su rostro, que lució muy distinto. El entrecejo, los pómulos y los labios se le ven completamente diferentes. 

La actriz de 45 años ya no luce como meses atrás y mucho menos cuando la conocimos. Juzguen por ustedes mismos y chequen el cambio que ha sufrido la esposa de Michael Douglas con las fotos que les dejamos en la galería.