Con un osado y revelador vestido negro llegó la modello rusa Irina Shayk a la fiesta de la revista "Vanity Fair" que se realizó en Los Ángeles, Estados Unidos, con motivo de los Oscar.

La maniquí, de 29 años y que recientemente terminó un noviazgo de cinco años con el futbolista Cristiano Ronaldo, portó un diseño de Atelier Versace, que dejaba al descubierto gran parte de su espalda y sus piernas.

A la mencionada fiesta también asistieron Jennifer Aniston, Sofía Vergara, Orlando Bloom, Joan Collins y Christina Aguilera.