Se llama Colby Keller y es una figura reconocida dentro del gremio del porno. Tiene una maestría en bellas artes, se describe como comunista y quiere que lo que hace sea "arte". Por esto tendrá relaciones sexuales en los 50 estados de Estados Unidos para lograr su objetivo.

Ya recaudó más de 45 mil dólares para la compra de una camioneta y para conducir alrededor de su país y en algunas provincias de Canadá. Sus fans se contactan con este, y él decide con quien tener sexo en ese mismo lugar. Todo en nombre del "arte", ya que quiere hacer una película conceptual con las grabaciones.

Keller vendió todas sus posesiones para emprender su viaje. El otro objetivo del mismo es hacer que se cambie la percepción sobre los actores porno. Incluso una productora le ofreció comprar su idea, pero este la rechazó. Quiere que todo sea aceptado por la comunidad artística.

Por ahora, Keller se comunica con sus fans. Ha tenido que rechazar a algunos "por no considerar que la química sexual sea la correcta" para filmar con ellos, informó el tabloide Daily Mirror.