Aunque los Grammy son los premios donde los artistas pueden hacer todo un personaje de sí mismos, en este año los que han tratado de hacerlo han sorprendido a los más acérrimos defensores del "buen gusto" en el sentido clásico.

Madonna encabeza la lista de sus peores vestidos al lucir como una dominatrix torera con su diseño exclusivo de Givenchy. Su trasero se pudo ver a través de sus medias de malla, pero ella ya está acostumbrada, desde que inició en la música, a estos atuendos.

Pero quienes no "actuaron" no llegaron al nivel de arte que la "Reina del Pop" tiene acostumbrado al mundo del espectáculo. Ariana Grande confundió con un vestido arruinado por un pedazo de metal deforme y Charli XCX luce como un "padrote" en colores tiernos. A la presentadora Giuliana Rancic la comparan con el famoso patinador artístico Evgeny Pluschenko y Pharrell, aunque no trajo su gran sombrero, lo intentó esta vez con shorts.

Mención honorífica para Joy Villa y Sia. Una mostró que los implementos de supermercado y ferretería sirven para confeccionar vestidos. Y otra, que el "Tío Cosa" también puede ir a los Grammy. Nicki Minaj también dejó sus atuendos de "Oompa Loompa" y decidió ponerse algo más sencillo, pero se decantó por un look de Morticia Addams que no muestra todo su potencial, igual que Beyonce.

Rita Ora hizo exactamente lo mismo con su vestido setentero, salido de Las Vegas en esta época. ¿Qué decir de Iggy Azalea? Sus trenzas de "OktoberFest" arruinaron un vestido azul klein perfecto.

Por otro lado, aunque Lila Downs rescata las tradiciones mexicanas a través de su vestuario, pudo haberlo hecho de forma más refinada. En su país hay diseñadores que crean atuendos sofisticados que no demeritan en identidad y que dan mucha más elegancia de la que ella mostró con su literal atuendo. Así como el de Rihanna, que con su Giambattista Valli parecía ir a su fiesta de 15 años.

Y Kim Kardashian, como siempre, única. Aunque su bata era de Jean Paul Gaultier la compararon con Hugh Heffner. Largo camino tiene para tener el estilo de su hermana Kendall...