Los errores de estilo no los perdonaba la difunta Joan Rivers ni tampoco Mr. Blackwell. Pero mucho menos los tuiteros, que esta vez se ensañaron, en los Oscar 2015, con el peinado de Kelly Osbourne, a quien compararon con Úrsula, la malvada bruja de "La Sirenita" y con Lady Gaga y sus guantes rojos, que parecían de limpieza.

Y aunque para los amantes de la moda el vestido Dior de Marion Cotillard parece una exquisitez, para los mortales comunes fue toda una oda a la excentricidad y la francesa no se salvó de ser objeto de buenos memes en Internet. Ni hablar del vestido de la presentadora Sonia Monroy, de España, hecho con la bandera de su país y que ha causado más sonrojos que orgullo entre sus compatriotas que nadie.

En la galería están los peores vestidos. Para leer la información desde una tablet o smartphone, hagan click en "ampliar galería" y luego en "mostrar texto".