Sin los premios Grammy, seguramente programas como "Fashion Police" se habrían acabado hace rato. De toda la temporada de premios, estos son los que más desastres de estilo reunen, ya que cada artista puede irse disfrazado "como él mismo". Y no siempre aciertan...

Este año, los vestidos más desconcertantes fueron los de Madonna y Joy Villa, que mostró que usar las redecillas compradas en cualquier tienda de artículos para el hogar sirven para confeccionar un vestido perfecto que cause muchos memes en la web. Y Kim Kardashian sigue mostrando que aunque la mona se vista de seda y en este caso de Jean Paul Gaultier... siempre habrá mucha diferencia en cómo queda el vestido en la pasarela y en la estrella que lo luzca.

Otra cosa es ver cómo, año tras año, se destrozan los vestidos del increíble diseñador italiano Giambattista Valli. Lena Dunham parecía un pastel en los Emmy y ahora Rihanna parece una niña latinoamericana feliz en su fiesta de 15 años. Y eso no es todo: puede que el vestido sea perfecto, como uno azul klein con cutouts, similar a lo que usó Portia DeRossi en los "People´s Choice". Pero un peinado como el desastre de Iggy Azalea puede arruinarlo en absoluto.

En la galería les dejamos los vestidos más WTF de los premios. Para leer la información, hagan click en "ampliar galería" y luego en "mostrar texto".