Aunque la esencia latina sea festiva y llena de color, no todas las famosas pertenecientes a su "star system" tienen que parecer que salen de un carnaval.

De hecho, en premios como el Billboard Latino son pocas las que escapan a la regla de "vestido brillante que muestra mucho porque sí".  Se puede mostrar color y ver que la sobriedad no es cosa de los europeos ni anglosajones. 

Jennifer López da una lección a las estrellas hispanas: si quieres impactar, hazlo en la medida de tus posibilidades. Su enterizo rojo y su peinado fueron contundentes, pero minimalistas. Su experiencia en otros premios le ha dado más mundo y experiencia con las siluetas y colores.

Gaby Espino y Jessica Carrillo mostraron que un solo color puede ser más contundente que una sobredosis de lentejuelas. Roselyn Sánchez, en un Givenchy fucsia, también pudo entender la esencia latina, aunque su peinado provocó varias críticas.

Por su parte, Natalia Jiménez mostró que se puede ser auténtica, pero no literal. Cosa que no le pasó a Cynthia Olavarrría, que parecía salida del "Fantasma de la Ópera", pero que igual logró lucir impóluta.

Muy bien por Lucero, que mostró, como siempre, bastante, pero sin excederse. Y Alejandro Sanz, sobrio y apropiado para el evento, da la pauta para los hombres.

Hay pocos, muy pocos, en esta alfombra blanca que pueden mostrar algo distinto. Pueden verlo en la galería. Para leer la información desde un smartphone o tablet, hagan click en "ampliar galería" y luego en "mostrar texto".