La transgénero Cassandra Cass siempre soñó con ser igual a Jessica Rabbit y ahora sabe la dedicación que requiere el parecerse a este personaje.

La estadounidense de 37 años ha gastado 200 mil dólares en cirugías para lucir igual a la protagonista de "¿Quién engañó a Roger Rabbit?", y aún no termina, ya que también quiere remover algunas de sus costillas para tener una cintura aún más pequeña.

En una entrevista, Cass señaló que Jessica siempre ha sido su personaje favorito y por eso se operó los labios mejillas, pechos, caderas, trasero e incluso a una feminización facial.
 
Además de todas las cirugías estéticas, la mujer también se sometió una terapia hormonal y un cambio de sexo para convertirse en mujer.
 
"Para mí Jessica Rabbit era la mujer perfecta: perfecta en todo sentido. Cabello perfecto, maquillaje perfecto, cintura perfecta. Era la showgirl perfecta", señaló al diario "Daily Mail".