Una de las primeras reglas para todo vestido en alfombra roja, ceremonias, para ir a la calle o incluso para ir al supermercado es que no debe verse el spandex. No debe verse la ropa interior.

A menos que sea parte de la composición del vestido en particular.

Pero en este caso, no fue así. En la presentación de la película "Chronic", en pleno Festival de Cannes, la actriz mexicana Nailea Norvind presentó un vestido con transparencias que tuvo un efecto desafortunado.

Se veía todo lo que traía debajo.

Pero no como suele verse en el caso de una Rihanna o una Nicki Minaj. Se veía como un "wardrobe malfunction" digno de reseñar. Por ahora, se espera que su película sea más recordada, más que este infortunado impasse.